Iñaki Pérez (Entrenador del Primera Nacional): “El filial en Primera es clave para la estructura del club”

Inaki Pérez banquilloTras la mala noticia en forma de cambio de grupo de nuestro equipo de Primera Nacional y la incertidumbre que sigue rodeando a esta situación, la realidad es que el conjunto de Iñaki Pérez echa a andar este lunes sin tener claro si podrán jugar o no en la categoría en la que se han ganado estar en la pista. No hay una decisión firme, pero el grupo quiere empezar a trabajar para estar preparados para un hipotético inicio de competición el próximo 22 de septiembre ante el Huarte. (Imagen de Marta Contín)

¿Cómo arranca el equipo esta pretemporada?

Con mucha ilusión, pese a la inseguridad de estas semanas sobre el cambio de grupos en la categoría. De todas formas, nuestra labor es trabajar, preparar la temporada y hacer nuestra función en la pista; el resto de situaciones no dependen de nosotros y no podemos perder energía en ellas.

¿Hasta que punto es importante la decisión tomada por la Federación Española?

Es trascendental. Que el filial milite en Primera es clave para la estructura del club y si no podemos mantenerlo tendríamos un problema a medio-largo plazo muy importante. Este eslabón de la cadena formativa es vital para los chicos jóvenes que puedan tener un futuro prometedor y también para que el primer equipo se pueda seguir nutriendo de jugadores de la cantera y pueda seguir manteniendo un presupuesto saneado. El dinero que se invierte en los jóvenes ahora, se ahorra en el primer equipo del futuro si trabajamos de una forma correcta.

Un cambio de grupo acarrea muchos más cambios…

Sin duda. Hasta ahora, los jugadores y el cuerpo técnico invertíamos mucho tiempo entre los entrenamientos, viajes, partidos… Este tiempo sale de estudios, días libres de trabajo, dejar de ver a novias, familias… Con el cambio realizado por la RFEBM hay que hacer un sobre esfuerzo personal, académico y laboral. Los viajes son mucho más largos y cansados. De igual forma,  el asunto económico se incrementa para el club, evidentemente.

También nos encontramos con un gran cambio a nivel deportivo. Estamos ante un grupo muy exigente. En mi opinión es el único punto positivo del cambio. Tanto para mí como para los jugadores esto debe suponer un reto. Nuestros jóvenes jugadores van a tener una competición más dura y exigente por lo que su mejora a nivel formativo será mayor. Tendremos que ser más competitivos y maduros para ganar partidos, seguro, pero nuestro objetivo prioritario en la formación de jugadores se verá reforzado.

¿Cuál sería el objetivo del equipo en caso de poder iniciar la temporada en Primera?

Tenemos dos retos diferenciados. Por un lado, el competitivo, y por otro, en mi opinión aún más importante, el formativo. Mantener la categoría en este grupo tan exigente será complicado, ya que hemos hecho algunas modificaciones en el equipo. Estoy seguro que con la misma ilusión, trabajo y progresión mostrada la temporada pasada, tendremos nuestras opciones de poder mantenernos un años más. Y el reto fundamental viene en el aspecto del desarrollo y formación del jugador. Diferentes equipos, estilos de juego, mayor nivel… Deberíamos aprovechar esto para que nuestros jugadores crezcan deportivamente mucho esta temporada y llamen la atención del cuerpo técnico del primer equipo para el futuro.

Hablabas de un equipo cambiado…

Si. Hay dos jugadores que se van cedidos a Zarautz, Muguerza y De Carlos, que eran muy importantes para nosotros. Son dos posiciones, portero y lateral derecho,  vitales en un equipo y complicadas de suplir. Sin embargo, se trata de una decisión muy acertada para ellos y para el club. Además, Xabi Etxeberria y Álvaro Gastón suben definitivamente al primer equipo, lo que supone una alegría inmensa para todos porque este es el objetivo de este equipo y una muestra de que en Anaitasuna se apuesta por la base.

La temporada pasada hicimos una plantilla muy corta con el fin de ir subiendo algunos jugadores de segunda nacional y del equipo juvenil. Esta temporada serán desde inicio jugadores del 1ª nacional, ya que se trata de una buena generación de jugadores que disputaron la fase final del campeonato de España, y hemos tenido también la incorporación de un jugador de Ardoi, Antonio Bazán, que es aún juvenil, pero ya conoce la categoría y puede aportar bastante al grupo.

Cinco de tus jugadores están haciendo la pretemporada con el primer equipo. ¿Cómo valoras esto?

Es muy positivo para todos. Si Aitor les llama es porque ve en ellos posibilidades, además todos ellos ya saben, salvo Antonio, lo que es trabajar con el primer equipo. Slava, Eric, Arkaitz, Javier y Antonio van a ser importantes para nuestro equipo y todo el trabajo extra que consigan será bueno a nivel individual pero también a nivel del rendimiento colectivo. Además, están en un vestuario con jugadores con gran calidad y experiencia, por lo que están aprendiendo cosas muy positivas que pueden trasladar a sus compañeros del Primera.

 

Finalmente, ¿Cómo te encuentras tú en tu segunda temporada en el club?

Francamente muy bien. Tanto con el equipo de Primera como con la base estoy haciendo lo que más me gusta, que es trabajar con el balonmano. Me considero un afortunado por dedicarme al Balonmano y hacerlo en esta Sociedad. La ciudad es acogedora, el club está muy bien estructurado, el ambiente de trabajo es muy bueno… Poco más se puede pedir, ahora sólo espero que todos los problemas propiciados por el cambio de grupo se solucionen y que poco a poco puedan llegar los frutos esperados al trabajo que se vaya haciendo. El primer año en la Sociedad ha sido notable, pero estoy seguro que los próximos años aún serán mejores.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.