Bada Huesca 41-42 Helvetia Anaitasuna

Dueños de la intensidad

Foto: ANDREY SAPIZHAK

Victoria a domicilio (41-42) de Helvetia Anaitasuna ante el Bada Huesca en un partido marcado por la igualdad y el nivel ofensivo de ambos equipos. Los pupilos de Quique Domínguez estuvieron más acertados que los aragoneses en los últimos minutos y se llevaron el tercer triunfo de la temporada, tras dos jornadas consecutivas sin puntuar.

El comienzo del cuadro blanquiverde fue inmejorable. En el minuto 4, los pamploneses ya ganaban por 0-5 y, entonces, José Francisco Nolasco, técnico local, solicitó su primer tiempo muerto, con el que logró que los suyos le diesen la vuelta al marcador diez minutos después.

A partir de ahí, el encuentro se igualó. Chocarro y Ganuza estuvieron muy acertados por parte del conjunto de Domínguez, mientras que Carmona y Montoya fueron los referentes ofensivos del Bada Huesca. Así, se llegó al descanso con tablas en el electrónico (21-21).

Tras el paso por los vestuarios, el ritmo del partido siguió siendo altísimo y continuó la igualdad. Hubo momentos en los que el Bada Huesca logró poner una ligera ventaja gracias a los goles de Montoya, su pivote, pero Helvetia Anaitasuna tiró de fe y le dio la vuelta al marcador en el minuto 52.

Desde ese momento, los blanquiverdes se crecieron y ni siquiera el tiempo muerto local fue suficiente para frenarlos. El cuadro de Domínguez se puso tres tantos por delante a falta de minuto y medio y, aunque el Bada Huesca recortó distancias, finalmente los dos puntos viajaron a Pamplona (41-42).

FICHA TÉCNICA

Bada Huesca: Terçariol (1 parada, 1 gol), Nacho Suárez (1), Arnau (5), Gucek, Carmona (9, 3 p.), Montoya (7) y Adriá Pérez (3) –siete inicial-; Arguillas (p.s.), Malo (5), Cordies (3), Domingo Luis (3), Hackbarth (1), Ian Moya (2) y Benites (1).

Helvetia Anaitasuna: Bar (5 paradas, 2 p.), Redondo (5), Edu Fernández (2), Bonanno (2), Bazán (3), Meoki (5), Chocarro (8, 4 p.) –siete inicial-; Cancio (2 paradas), Joao Pinto (1), Elustondo (4), Aitor García (2), Pereira (2), Ganuza (7) y Xavi González (1).

Árbitros: Colmenero Guillén y Rollán Martín (comité castellano-leonés). Señalaron roja directa a Hackbarth, por parte de los locales; y excluyeron a Bazán, Bonanno, Meoki y Elustondo, por los visitantes.

Parciales: 0-5, 5-8, 9-10, 13-15, 17-17, 21-21, 23-23, 27-27, 31-30, 35-34, 37-38 y 41-42.

Incidencias: partido correspondiente a la sexta jornada de la Liga Asobal, disputado en el Palacio de los Deportes de Huesca ante unos 1.100 espectadores.

Bada Huesca – Helvetia Anaitasuna

En busca del revulsivo

Foto: ÓSCAR AZNAR

Este domingo a las 19 horas, Helvetia Anaitasuna viajará a Aragón para enfrentarse al Bada Huesca. Los de Quique Domínguez, que cayeron por la mínima ante el Rebi Balonmano Cuenca en la última jornada, quieren volver a la senda del triunfo en el Palacio Municipal de los Deportes de Huesca.

Tras la dura derrota por la mínima en la Catedral, los blanquiverdes desean reencontrarse con la victoria ante el Bada Huesca, que viene de perder contra el Balonmano Logroño La Rioja. El conjunto dirigido por José Francisco Nolasco ha logrado dos victorias en este comienzo de temporada y está décimo en la clasificación, con cuatro puntos.

A pesar de las grandes bajas respecto a la anterior temporada, los oscenses están compitiendo en todas las jornadas y eso es, en parte, gracias al buen papel de su portero, Leonardo Terçariol, y al de sus dos máximos goleadores, Iván Montoya y Rudolph Hackbarth.

Pero el que también está compitiendo, y de qué manera, es Helvetia Anaitasuna. El cuadro navarro, que continúa siendo el menos goleado de la liga, no ha tenido a la suerte de su lado en los últimos dos encuentros, pero está en la octava posición, con cinco puntos.

Y, aunque no será sencillo, el objetivo de los de Domínguez es volver a Pamplona con otros dos puntos para sumar a su casillero. ¡Vamos, Anaita!

Solo en el área

Ahí tendrás que estar

Foto: MARTA CONTÍN.

Esta mañana, me levanté pensando en qué se le podía decir. A él y a todos. Pero sobre todo a él. En momentos en los que el esfuerzo invertido carece de recompensa directa, podría dar la sensación de que cualquier palabra pierde su fuerza y no tiene impacto. Se pronuncia, se oye y pasa sin dejar rastro. Se olvida. Sin embargo, estos son instantes para no ignorar ni para relegar en el rincón más oscuro de la memoria. Constituyen, en cambio, coyunturas de las que alimentarse, porque forjan tu resistencia y te aportan valores de superación y, por qué no, de confianza, que no vibran de igual manera en las victorias.

La determinación y la seguridad en uno mismo son comportamientos que suben y bajan como las mareas. Mientras no traspasen un límite mínimo, ellas solas se recomponen y reajustan. Dentro de un grupo, cuesta menos aumentar esos niveles, sobre todo si este está compuesto de personas con una actitud de compromiso y progreso fuera de toda duda. Los unos se sustentan en los otros y las debilidades de los primeros se contrarrestan con las fortalezas de los segundos, haciendo que nadie se quede solo en su lucha contra los acontecimientos. No obstante, en ocasiones se dan lances individuales que pueden pesar en el desánimo e incrementar una onda expansiva que afecte a la totalidad del espíritu. Un espíritu preparado, como es el caso, para la competición, para las horas más difíciles y también para las más alegres. Para celebrar la algarabía de estas últimas, pero también para buscar el aprendizaje de las más sombrías.

Algún día, en tu brazo llevarás un escudo con cadenas. Y esas cadenas te atarán a un sinfín de sitios a los que uno nunca soñaría con visitar. Cuando un compañero tropiece por tercera vez en el mismo sitio y su dolor sea inconsolable, ahí tendrás que estar. Cuando un recién llegado, aquejado por sus lesiones, no vea el día de vestir su uniforme y comenzar su cuenta goleadora, ahí tendrás que estar. Cuando uno de los tuyos sufra un traspiés, cometa un error y se le obligue a caminar hacia los vestuarios, ahí tendrás que estar. Cuando la grada se enfríe, congelada por un marcador adverso, ahí tendrás que estar. Cuando todo tu equipo se embarulle y pierda el norte o, peor aun, al escapársele un aliento de displicencia, ahí tendrás que estar.

¿Sabes dónde nunca tendrás que estar? En el terreno solitario de la culpa. No hay fallo para el que lo intenta con pasión. Jamás yerra un gigante que se crece ante la adversidad. No existe el error en el mundo de los valientes. Nunca se definió falta alguna para los que se dejan el corazón en la pista y hacen que una camiseta verde y blanca valga más que todo el oro de la tierra.

Asier Gil es responsable de Comunicación y Marketing en la S.C.D.R. Anaitasuna.

Helvetia Anaitasuna 26-27 Rebi Balonmano Cuenca

Ahogados en la orilla

Foto: ÓSCAR AZNAR

Derrota por 26-27 de Helvetia Anaitasuna ante el Rebi Balonmano Cuenca en la Catedral. Los de Quique Domínguez, que tuvieron balón de empate en los últimos segundos, no lograron prolongar su racha en casa.

En los primeros minutos, fueron los visitantes quienes mandaron en el marcador, pero, del minuto 14 al 20, Helvetia Anaitasuna realizó un parcial de 4-0 y logró darle la vuelta al marcador (9-7). Entonces, Lidio Jiménez, técnico del cuadro conquense, solicitó su primer tiempo muerto y consiguió que los suyos pusieran las tablas cuando los árbitros señalaron el final de la primera mitad (14-14).

Tras el paso por los vestuarios, el Rebi Balonmano Cuenca estuvo más acertado. Además, los navarros se quedaron con cinco sobre la pista, ya que Meoki fue excluido y Bonanno, expulsado. Los de Jiménez lo aprovecharon para ponerse con cuatro tantos de ventaja (17-21).

Sin duda, Joaquim Nazaré estaba siendo un dolor de muelas para el cuadro de Domínguez y, entonces, el gallego no dudó y paró el encuentro para intentar revertir la situación que atravesaban los suyos. Y gracias a ese movimiento, al apoyo de la Catedral y al acierto de Chocarro, Helvetia Anaitasuna puso las tablas a ocho minutos del final.

Sin embargo, fue el Rebi Balonmano Cuenca el que, finalmente, se llevó los dos puntos, ya que Aitor García, que había cuajado una gran actuación, no logró anotar en el 29:52 el contraataque que hubiera supuesto el empate. Aun así, Helvetia Anaitasuna vendió cara su derrota y demostró en la pista un pundonor extraordinario.

FICHA TÉCNICA

Helvetia Anaitasuna: Bar, Xavi González, Edu (1), Bazán (1), Meoki, Pinto (2) y Chocarro (3) –siete inicial-; Ganuza (1), Aitor García (4), Goñi, Redondo, Arthur (9), Itoiz, Elustondo (3) y Bonanno.

Rebi Balonmano Cuenca: Grbavac, Simonet (4), Pizarro (3), Fernández, Pozzer (2), Teixeira y Guzmán (1) -siete inicial-; Mach (1), Mendes, Prantner (1), Moya (2), Vera, Pizarro (4) y Nazaré (9).

Parciales: 2-2, 5-4, 6-7, 8-7, 11-11, 14-14 (descanso), 15-16, 17-19, 19-22, 22-22, 24-25 y 26-27.

Árbitros: Jesús Álvarez Menéndez y Miguel Martín Soria Fabían. Excluyeron a Bazán, Aitor García y Arthur, por parte de los locales; y a Teixeira, Nazaré y, por partida doble, a Pozzer, por los visitantes. Expulsaron a Bonanno por roja directa.

Incidencias: partido correspondiente a la quinta jornada de la Liga Asobal, disputado en el Pabellón Anaitasuna ante 618 espectadores.

Helvetia Anaitasuna – Rebi Balonmano Cuenca

La fortaleza de la Catedral

Foto: ÓSCAR AZNAR

Este sábado a las 19 horas, Helvetia Anaitasuna se enfrentará al Rebi Balonmano Cuenca en la Catedral. Los de Quique Domínguez buscarán su tercera victoria consecutiva en casa ante el cuadro dirigido por Lidio Jiménez, que ha logrado seis puntos de ocho posibles.

Tras la derrota en su visita a la pista del Fraikin BM Granollers, Helvetia Anaitasuna busca reencontrarse con la victoria ante un rival que ha comenzado la temporada mostrando un nivel muy alto. Esta vez, los navarros vuelven a la Catedral, donde han logrado todos los puntos posibles.

Eso sí, el enfrentamiento del sábado será muy complicado, ya que el Rebi Balonmano Cuenca cuenta con grandes jugadores y, además, atraviesa un muy buen momento. Los de Jiménez vienen de ganar en casa ante el Balonmano Logroño La Rioja y, en este inicio de temporada, solo han caído ante el Barça.

Por eso, para sacar un resultado positivo, el cuadro navarro deberá prestar especial atención a Joaquim Rebelo Vila, Fede Pizarro y Alexandro Pozzer, que, hasta ahora, son los máximos goleadores del cuadro conquense.

No será sencillo, pero Helvetia Anaitasuna quiere volver a la senda de la victoria y, además, es consciente de que la Catedral es el lugar adecuado para hacerlo. Porque, sin duda, todo es más sencillo con el calor de su afición. ¡Vamos, Anaita!

Fraikin BM Granollers 32-30 Helvetia Anaitasuna

A un minuto de proseguir con la racha

FOTO: Xavier Solanas

Derrota de Helvetia Anaitasuna por 32-30 ante el Fraikin BM Granollers en el encuentro correspondiente a la cuarta jornada de Liga Asobal. Los dirigidos por Quique Domínguez realizaron un gran partido, pero, en el último minuto, la balanza se declinó para los locales.

Anaita salió al partido de manera inmejorable y se puso por delante desde el comienzo gracias a su contundente defensa y a una gran versión de Bonanno y Edu Fernández en ataque. Sin embargo, con el paso de los minutos, el cuadro local se fue acercando en el marcador y, tras realizar un gran parcial, logró ponerse por delante en el 21 (13-12). Entonces, Domínguez solicitó dos tiempos muertos en menos de cinco minutos, y Helvetia Anaitasuna se marchó a los vestuarios con un empate a 15 en el electrónico.

Tras la reanudación, el encuentro siguió muy igualado. Helvetia Anaitasuna llegó a ponerse con dos tantos de ventaja tras la expulsión de Oriol Rey en el 38, pero, cuando el Fraikin BM Granollers no encontraba soluciones ofensivas, ahí estaban Faruk Yusuf y Pol Valera. Sin duda, el lateral derecho y el central fueron los jugadores que más problemas causaron a una defensa visitante que mantuvo un nivel altísimo durante los 60 minutos. Pero, finalmente, no bastó con eso. Anaita tuvo balón de empate, pero el lanzamiento de Arthur Pereira se estrelló contra el poste y, en los últimos segundos, Sergi Franco puso el 32-30 definitivo.

Helvetia Anaitasuna contaba con bajas importantes y no pudo proseguir con su racha. La suerte no acompañó a los blanquiverdes, que volvieron a Pamplona con las manos vacías, pero orgullosos del gran partido realizado.

Fraikin BM Granollers – Helvetia Anaitasuna

Con la ilusión de prolongar la racha

Foto: ÓSCAR AZNAR

Este domingo a las 12 horas, Helvetia Anaitasuna disputará el partido correspondiente a la cuarta jornada de Liga Asobal ante Fraikin Balonmano Granollers. El conjunto de Quique Domínguez viajará a Cataluña para enfrentarse a los dirigidos por Antonio Rama, que vienen de lograr una contundente victoria a domicilio ante el Balonmano Logroño La Rioja.

Tras el increíble triunfo logrado ante el Abanca Ademar León en la Catedral, los blanquiverdes buscarán su cuarto resultado positivo en cuatro jornadas. Esta vez, los navarros visitarán el Palau d´Esports de Granollers, donde siempre es muy complicado puntuar. El cuadro dirigido por Domínguez se medirá a un Fraikin Balonmano Granollers que mantiene el bloque de la temporada anterior, pero que ya no cuenta con Chema Márquez, que era una pieza clave en el esquema de Rama. Eso sí, el cuadro catalán sigue contando con grandes jugadores como Pol Valera, Esteban Salinas o Antonio García y, además, también se ha reforzado, incorporando a tres jugadores como David Roca, Guilherme Torriani y Faruk Yusuf. Sin duda, este último está siendo una de las revelaciones en este comienzo de temporada. El zurdo proveniente del KS Vive Kielce ha anotado catorce tantos en los tres primeros encuentros y, por eso, Anaita deberá prestarle especial atención.

El de este domingo será un partido complicadísimo, pero el Helvetia Anaitasuna quiere aprovechar el gran momento que atraviesa para prolongar su racha. El conjunto pamplonés, que está en segunda posición, sigue invicto, y no quiere que esto cambie. Por eso, los blanquiverdes irán a por todas. Quieren traer los dos puntos a Pamplona.

Helvetia Anaitasuna 29-27 Abanca Ademar León

Sufrir para ganar

Foto: ÓSCAR AZNAR

Gran triunfo por 29-27 de Helvetia Anaitasuna ante el Abanca Ademar León en la Catedral. Los dirigidos por Quique Domínguez, que fueron por delante durante la mayor parte del encuentro, lograron llevarse los dos puntos y ya encadenan tres jornadas sin perder.

El encuentro estuvo muy igualado desde el comienzo. De hecho, hasta el minuto 10, el luminoso del Pabellón Anaitasuna señalaba empate (6-6). Sin embargo, tras un gol de Ernesto Goñi y un tiempo muerto de Manolo Cadenas, técnico visitante, los locales se crecieron, realizaron un gran parcial gracias a su contundencia defensiva y a una increíble versión del guardameta Juan Bar, y se marcharon a los vestuarios ovacionados por su afición y con una renta de cuatro tantos (16-12).

Tras la reanudación, fue el cuadro visitante quien estuvo más acertado. A pesar de que Cadenas fue expulsado, los de León comenzaron a encontrar más soluciones en ataque gracias a un gran Juan Castro y, a falta de 15 minutos, lograron ponerse por primera vez por delante en el marcador. Pero, entonces, la Catedral apretó todavía más, y Helvetia Anaitasuna creyó. Y, finalmente, sí. Lo logró. Los blanquiverdes le dieron la vuelta al encuentro y se llevaron dos puntos importantísimos gracias a su intensidad defensiva, al acierto de Juan Bar bajo palos y a un Chocarro al que no le tembló el pulso en los momentos finales.

Fue, sin duda, un gran partido de Helvetia Anaitasuna, que está segundo en la clasificación y es, junto al Barça, el único equipo invicto de la Liga Asobal en estas tres primeras jornadas. Esto acaba de empezar, pero, sin duda, los blanquiverdes están mostrando un nivel muy alto a pesar de sus bajas, y eso también es, en parte, gracias al apoyo de la Catedral. ¡Gracias, afición! ¡Vamos, Anaita!

FICHA TÉCNICA

Helvetia Anaitasuna (16+23): Bar; Redondo (4, 1p), Arthur (4), Bonanno (2), Aitor García (1), Meoki (2), Chocarro (6, 3p); Bazán (3), Edu (4), Goñi (2), Xavi González (-), Itoiz (-), Elustondo (1), Joao Pinto (-), Ortiz (-).

Abanca Ademar León (12+15): Panantonopoulos; David Fernández (5), Antonio Martínez (7, 2p), Casqueiro (3), Milosavljevic (2), Sanz (1), Santista; Kim (-), Castro (7, 1p), Duarte (-), Boskos (-), Mota (2), Virbauskas (-)

Parciales cada cinco minutos: 2-0, 6-5, 8-6, 10-8, 14-10, 16-12 (descanso), 19-16, 21-17, 22-21, 25-25, 26-25, 29-27 .

Árbitros: García Serradilla y Marín Lorente. Excluyeron a Bazán, Meoki, Edu y Elustondo por parte de los pamploneses y a Mota y David Fernández por parte del equipo leonés. Vieron la roja directa Santista (min. 27) y Manolo Cadenas (m. 35).

Incidencias: partido correspondiente a la tercera jornada de la Liga Asobal. Pabellón Anaitasuna ante 620 espectadores.

Helvetia Anaitasuna – Abanca Ademar León

Un reto que superar

Foto: ÓSCAR AZNAR

Este sábado a las 19 horas, Helvetia Anaitasuna se enfrentará en la Catedral al Abanca Ademar León. Los pupilos de Quique Domínguez, que vienen de sacar un valioso empate a domicilio ante el Grupo Blendio Sinfín, se medirán al conjunto de Manolo Cadenas, que cayó en su último partido.

Los navarros disputarán ante Ademar el partido correspondiente a la tercera jornada de la Liga Asobal, después de arrancar la temporada con dos resultados positivos, lo que les ha permitido colocarse terceros en la clasificación, a pesar de contar con bajas muy sensibles.

Este sábado, buscarán otros dos puntos, aunque el reto no será fácil. Enfrente estará un Abanca Ademar León que, aunque viene de caer en casa ante el Balonmano Logroño La Rioja, ya conoce qué es ganar en la actual campaña. El cuadro leonés cuenta con una plantilla con la media de edad muy baja y ha incorporado a dos jugadores de gran importancia, como el exblanquiverde Juan Castro o el lateral zurdo David Fernández.

Será un partido muy duro, pero Helvetia Anaitasuna sabe que, con su afición arropándolo, todo es más sencillo, por lo que confía en sacar otro resultado positivo y, de esta forma, prolongar su racha y continuar invicto. ¡Vamos, Anaita!

Grupo Blendio Sinfín 21-21 Helvetia Anaitasuna

Un duelo de defensas

Foto: DG AUDIOVISUALES

Empate a 21 entre Helvetia Anaitasuna y el Grupo Blendio Sinfín en el partido correspondiente a la segunda jornada de la Liga Asobal. Los pupilos de Quique Domínguez lograron sacar un punto de su visita a La Albericia, donde destacó la notable presencia de la afición visitante y el debut del canterano Alejandro Ortiz.

El cuadro navarro comenzó el partido mostrando un gran nivel. A pesar de sus bajas, los pamploneses salieron a por todas y, gracias al ritmo que impusieron en ataque, donde Bonanno estuvo muy acertado, y a la solidez defensiva, acompañada del acierto de Cancio, llegaron a ponerse con siete tantos de ventaja.

Rubén Garabaya, técnico local, solicitó un tiempo muerto para que los suyos redujeran la renta y, aunque en un primer instante no lo logró, sí lo hizo con el paso de los minutos. En ese momento, fue Helvetia Anaitasuna el que no consiguió superar la defensa local, pero, a pesar de ello, se marchó a los vestuarios con dos tantos de ventaja (10-12).

Tras el descanso, Helvetia Anaitasuna volvió a incrementar la diferencia, aprovechando los errores del cuadro local. Sin embargo, las paradas de Mohamed Ali y los goles de Marcos Aguilella hicieron que, al cabo de unos minutos, el Grupo Blendio Sinfín se creciera y pusiera el empate en el marcador.

Sin duda, las defensas estaban siendo las grandes protagonistas y, entonces, Quique Domínguez optó por atacar sin portero. El técnico gallego apostó por un 7:6, pero no surtió efecto. Eso sí, el cuadro local tampoco logró imponerse en la faceta ofensiva, ya que Juan Bar, que entró a la pista en el tramo final, hizo de su portería un muro inexpugnable. Así, pamploneses y santanderinos, que desaprovecharon las opciones que tuvieron para cerrar el partido, se tuvieron que conformar con el reparto de puntos (21-21).

Con este empate, Helvetia Anaitasuna sigue sin conocer la derrota en esta temporada, a pesar de acumular bajas sensibles. Ahora, los blanquiverdes ya están centrados en el encuentro del próximo sábado, cuando se enfrentarán al Abanca Ademar León.

FICHA TÉCNICA

Grupo Blendio Sinfín: Aly (13 p.), Perbela, Zungri (1), Bono (3), Aguilella (6, 2 p.), Basualdo (1) y Monzón –siete inicial-; Óscar García (4), Rubio (1), Alonso (2), Lon (1) y Pla (2).

Helvetia Anaitasuna: Cancio (8 p.,1 p.), Meoki (2), Bonanno (6), Edu Fernández, Chocarro (3), Aitor García (2) y Redondo (3) -siete inicial-; Bar (5 paradas), Pereira (4, 1 p.), Bazán (1), Goñi, Elustondo y Ortiz.

Árbitros: Jesús y Jorge Escudero Santiuste (comité cántabro). Excluyeron al local Alonso; y a los visitantes Goñi y Meoki.

Parciales: 1-2, 3-6, 4-10, 7-12, 8-12, 10-12 (descanso), 12-14, 13-17, 16-18, 19-19, 20-20 y 21-21.

Incidencias: partido correspondiente a la segunda jornada de la Liga Asobal, disputado en el pabellón municiapl de La Albericia ante 975 espectadores.