Despedida con empate en Zamora (32-32)

Esta temporada termina con un empate a 32 en Zamora que cierra un año muy importante para Helvetia Anaitasuna. Una vez más, el equipo sacó la fe y el carácter que le ha caracterizado durante las últimas campañas para restaurar una desventaja insistente durante durante toda la segunda parte. Al final, el punto conseguido no sirve para conseguir el quinto puesto, pero eso no varía la gran valoración de la temporada.

Haber disputado cuatro competiciones a gran nivel durante toda la campaña, desde septiembre hasta mayo, demuestra todo lo bueno que tiene este grupo. Capacidad de competir, fe, carácter para no despegarse de los partidos, intensidad para jugar los instantes decisivos, profesionalidad… Muchas virtudes que tienen que ver más con las habilidades grupales que con el brillo individual. Un talento colectivo muy meritorio.

El sexto puesto conseguido, junto con una racha de diez partidos inmaculada para empezar la campaña, rozar la final de la Copa Asobal, superar dos rondas previas de la Copa EHF, plantar cara a los dos finalistas de la Copa EHF (Saint Raphael y Fusche Berlín) y jugar la fase final de la Copa del Rey son los méritos deportivos conseguidos en nueve meses de intenso trabajo.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *