Helvetia Anaitasuna sufre, gana y mantiene el sueño europeo (27-26)

El cuarto partido ante Ciudad Encantada de la temporada ha dado la medida real de ambos conjuntos. Máxima igualdad, balonmano intenso, defensas fuertes, buenos guardametas, jugadas de calidad… En suma, un muy buen partido con el que los navarros se mantienen fuertes en la pelea por jugar la próxima temporada la Copa EHF de nuevo.

Como no podía ser de otra forma, el partido no tuvo diferencias claras para ninguno de los dos equipos durante todo el partido. Como máximo, el hueco llegaba hasta los tres goles para cualquiera de los dos bandos, pero el otro se rehacía rápidamente para equilibrar la situación. Y es que los entrenadores rápidamente recurrían al tiempo muerto si veían signos de debilidad en su equipo.

Este grupo que conforma Helvetia Anaitasuna tiene algo especial. Las adversidades le fortalecen, las carencias les unen, y eso les convierte en un rival temible para cualquier equipo. En este choque, cuando peor estaba la cosa, aparecieron jugadores no esperados. Durante algunas partes del partido, la primera línea era nada habitual, con Elustondo, Cristian y Ceretta, pero mantuvieron el peso del partido y marcaron una tendencia positiva.

En suma, dos puntos más y a mirar al siguiente encuentro. Un derbi, rivalidad bonita en Artaleku, contra un Bidasoa que viene hacer buenos resultados aunque ya tiene los objetivos alcanzados en la tabla a falta de varias jornadas para culminar la temporada.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *