La fe del equipo y la Catedral hacen posible el sueño (33-22)

El técnico de Helvetia Anaitasuna, Juanto Apezetxea, calificaba este partido como perfecto. El reto de remontar cuatro goles contra el Ciudad Encantada parecía muy complicado por la renta obtenida por los conquenses y por la calidad de sus jugadores, pero los navarros han demostrado dos cosas: mucha fe y una afición que, cuando empuja, pude con todo lo que se propone.

El triunfo 33-22 de Helvetia Anaitasuna ha dejado un partido para el recuerdo en el que han disfrutado todas las partes. Quienes han acudido a la Catedral han vibrado de un choque que lo ha tenido todo. El ambiente ha sido intenso, sano y, sobre todo, un apoyo constante para los jugadores. El banquillo navarro celebraba cada gol con la grada y esa conexión ha sido clave.

Las diferencias han sido favorables a Helvetia Anaitasuna desde el minuto y pronto la eliminatoria ha estado del lado local. La renta ha ido creciendo y el final del partido ha sido una gozada para equipo y afición. Ya está conseguido el pase, otra temporada más, para la fase final de la Copa en Madrid… Y de la minicopa cadete!! Otro reto superado por este equipo que no quiere dejar de disfrutar.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *